P A R Í S

En octubre de 2019 volamos a París. Fue un viaje de trabajo, pero no. Fue un viaje donde tuve mucho tiempo para estar sola, pasear, ver una ciudad que ya no recordaba. Nunca viajo sola, y por eso,  fue una experiencia. Las fotos están hechas con una Leica R3 (mi analógica favorita).

P.D. Creo que allá donde vaya, me persiguen las bodas.

O T R A S  H I S T O R I A S